Balance Energético

CONOCER EL BALANCE ENERGÉTICO PARA MEJORAR NUESTROS HÁBITOS:

Es por todos conocido que el sobrepeso y la obesidad están alcanzando cifras alarmantes en nuestra sociedad y continua en aumento, a pesar de los esfuerzos de los profesionales sanitarios e investigadores por invertir esta tendencia.
Entre las causas se encuentran sin duda el entorno y nuestro modo de vida que influyen directamente en nuestro peso. Comemos peor y nos movemos menos, y esto tendrá como consecuencia que por primera vez la esperanza de vida de la generación actual será menor que la de sus padres.
No hay que olvidar que una mala alimentación y el sedentarismo son la principal causa de enfermedades no transmisibles como hipertensión, diabetes, hipercolesterolemia, enfermedades coronarias, etc.

Hay un concepto en alza para abordar este problema de aumento de peso y es el de Balance energético.

BALANCE ENERGÉTICO:
Diferencia entre las calorías ingeridas en la dieta y las que el organismo consume para poder llevar a cabo sus funciones vitales junto con la actividad física.

Por lo tanto, nuestro organismo actúa igual que una balanza, si las calorías ingeridas son mayores que las gastadas este balance será positivo. Y si quemamos más de lo que ingerimos será negativo. Lo que afecta directamente a que nuestro peso corporal aumente o disminuya. Balance energético
Los alimentos y bebidas son los que nos aportan las calorías que necesitamos para nuestras funciones vitales, y en cambio, la actividad física es la forma en que más influye en nuestro gasto calórico.
Sabiendo esto, la solución sería controlar que el balance fuera neutro para mantenernos siempre en nuestro peso, pero lo cierto es que no es tan sencillo.
El problema surge a la hora de contabilizar por separado todos los componentes de nuestro balance energético y no de forma integrada.

1.- INGESTA:

Calcular nuestra ingesta suele ser bastante problemático. Sobre todo porque la falta de educación nutricional de la población y el abuso de los alimentos procesados hacen que no seamos conscientes de las calorías que estos nos aportan.
Un ejemplo podrían ser las bebidas alcohólicas, que contienen gran cantidad de calorías pero realmente no nos sacian. En este caso no lo asociamos con un alto valor calórico tanto como otros alimentos que al consumirlos nos haga sentir muy llenos.
Para poder evaluar la ingesta real, los profesionales se ayudan de las llamadas encuestas alimentarias en las que el paciente cumplimenta un registro de alimentos en el cual apunta todo lo que ingieren y en que proporciones a lo largo del día para poder calcular el computo total. Este registro suele cubrir al menos 72 horas para abarcar diferentes días y valorar los cambios entre los mismos, por ejemplo como varían nuestros hábitos de alimentación entre un día laborable y uno festivo.
Esto no deja de ser bastante complejo ya que todo el mundo tiende a subestimar su ingesta cuando es preguntado, no somos conscientes de lo que hemos “picoteado” fuera de las comidas principales y es complicado calcular las raciones exactas de esos platos en gramajes, sobre todo si comemos fuera de casa.
La gran variedad de productos que nos encontramos en el mercado requiere tener un buen sistema de clasificación en función de ingredientes, marca comercial y forma de preparación de los mismos. También nos podemos ayudar de fotografías para conocer la ración de alimento. De esta forma los datos serán más precisos para elaborar esa encuesta alimentaria y obtener conclusiones.
Además, aquí también tenemos que tener en cuenta otro concepto importante: La calidad de la dieta. Aunque a día de hoy se sigue hablando de que “una caloría es una caloría” independientemente del sustrato que nos la aporte, también sabemos que a la hora de escoger esa fuente energética debemos tener en cuenta otros factores, como que el conjunto de la dieta sea variada y los alimentos nos aporten la mayor cantidad de nutrientes posibles.

2.- GASTO:

El gasto calórico viene determinado por distintos factores:
Metabolismo basal, es decir, el gasto calórico que realiza nuestro organismo para mantener funciones vitales.
Efecto termogénico de los alimentos, es decir, cuanta energía utiliza nuestro organismo para digerir esos alimentos que comemos.
Actividad física, sin duda el más importante y en el que podemos incidir en mayor medida.
Parece lógico pensar que sería mucho más sencillo aumentar ese gasto energético mediante la actividad física que empeñarse en disminuir la ingesta por debajo de unos límites saludables cuando lo que buscamos es un balance negativo y por tanto la pérdida de peso.

¿Cómo podemos cuantificar la actividad física para calcular nuestro balance energético?

Aquí debemos distinguir entre el ejercicio físico que realizamos en un momento puntual o durante la semana (Ej.: salir a correr 3 días o ir al gimnasio 1 hora) y la actividad física diaria que lo englobaría todo.

actividad física y ejercicio

Cuanto nos movemos a lo largo del día en contraposición a cuantas horas estamos sentados o inactivos.
Esto es más complicado de medir ya que mediante cuestionarios podemos preguntar a la persona por el ejercicio pero no sobre su actividad física total. Para ello los profesionales del ámbito de la actividad física utilizan el llamado Cuestionario Internacional de Actividad Física (IPAQ).

Afortunadamente la tecnología avanAcelerometríaza, y hoy en día encontramos varios dispositivos en el mercado que nos ayudan a contabilizar desde nuestros pasos diarios de forma sencilla como en el caso de las pulseras inteligentes hasta nuestro gasto total en el caso de los acelerómetros.

Sin duda, conocer de forma más directa nuestra ingesta calórica y nuestro gasto energético nos ayudará a ser más conscientes de nuestros hábitos, tomar decisiones adecuadas y mejorar nuestra salud. Ese es el objetivo del Estudio ANIBES cuyos resultados se darán a conocer esta semana.

 

Imagénes:
1. http://www.scienceinschool.org/
2. http://elblogdeejercita-t.blogspot.com.es/
3. Acelerometría.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: