Navidad para niños diabéticos.

El menú de estas fiestas no tiene que estar reñido con cuidar de nuestra salud, lo más importante es tener una buena educación diabetológica que nos permitirá elegir aquello que el niño pueda degustar sin problemas.

1

 

La diabetes infantil es insulino-dependiente, esto implica que la insulina inyectada actúa disminuyendo la glucemia, por lo que lo recomendable es que el niño realice de cinco a seis comidas diarias que no sean muy abundantes. Las madres con niños diabéticos necesitan prestar más atención respecto cuándo y cuántas veces comen sus hijos al día y cuánta comida hay en su plato, para que las cifras de glucosa en sangre estén siempre en un nivel óptimo.

Él también puede

 

En estas fechas en las que las reuniones familiares son frecuentes, se suelen cometer bastantes excesos alimenticios y desequilibrios en la dieta. Esto no debería ser así y, en el caso de las personas diabéticas, sobre todo los niños, la alimentación debe ser igual que el resto del año, es decir, es necesario que sigan las mismas pautas en cuanto al número de veces que se come al día y evitar gran cantidad de comida por la noche (más abundantes por ejemplo en Nochebuena y en Nochevieja).

 

Dulces navideños, ¿una tentación a evitar?

Es sabido que dado el déficit de secreción de insulina no es conveniente que los niños con esta patología consuman dulces. Existe un gran debate acerca de si es preferible ingerir una pequeña cantidad o, en su lugar, hacer uso de los productos especiales para diabéticos.

En estas fechas, las tiendas y supermercados se llenan de cosas deliciosas para llevarnos a la boca y muchas veces lo hacemos sin medida, estos productos poseen un alto valor calórico debido a su elevada cantidad de grasa y azúcares sencillos, ambos desaconsejados para los diabéticos.

Para que las personas con diabetes puedan seguir consumiendo estos productos típicos, se crearon los productos “especiales para diabéticos”, que no siempre cumplen realmente su función, por lo que hay que mirar siempre el etiquetado, prestando especial atención al tipo de azúcar que contienen.

Los “alimentos y productos para diabéticos” son alimentos en los cuales se ha sustituido el azúcar por edulcorantes con menor capacidad de aumentar el azúcar en sangre (fructosa), por edulcorantes que no la aumentan (sacarina, aspartamo, sorbitol…), o bien se ha rebajado la porción de almidones, de manera que le porcentaje final de azúcar es inferior.

Aquellos edulcorantes que no aumentan el azúcar en sangre también se les conoce como edulcorantes no nutritivos, pues su valor calórico es inapreciable, siendo algo más acusado en los polialcoholes, ya que derivan directamente de los azúcares (sorbitol de la glucosa, manitol de la fructosa…). Los edulcorantes artificiales (sacarina, aspartamo) también incluidos en este grupo, tienen un poder endulzante de hasta 300 veces más que la propia sacarosa, teniendo en cuenta la poca cantidad con que se toman (dos o tres pastillas de sacarina frente a una o dos cucharadas de azúcar).

Para los padres

Os será más sencillo preparar la comida de vuestro hijo si seguís estas recomendaciones:

  • Elabora comidas equilibradas y fracciónalas en varias tomas.
  • Controla el tamaño de las raciones.
  • Utiliza edulcorantes sin poder glucemiante (sacarina, aspartamo, sorbitol) y elije alimentos que los contenga como ingrediente, en lugar de azúcar, sacarosa, maltosa o fructosa.
  • Si el niño quiere tomar refrescos, que sean light, ya que contienen los edulcorantes recién citados y su sabor es muy similar a los normales.
  • Prefiere las técnicas culinarias que aporten poca grasa.
  • Utiliza pan y cereales integrales.
  • Fomenta el consumo de legumbres, frutas (dale raciones más pequeñas de plátano, uva, chirimoya y caqui) y verduras (cinco al día).
  • Leche y lácteos desnatados.

 

Menús navideños aptos para niños diabéticos.

Entrantes y aperitivos:

  • Berberechos o mejillones al vapor, a la plancha o enlatados (ricos en proteínas y bajos en grasa).
  • Huevos rellenos (sin yema) de atún con tomate.
  • Tostas de pan integral con pechuga de pavo y tomate natural.

Carnes y pescados:

  • Pavo al horno (aporta poca grasa).
  • Pescados al horno o a la plancha, también pueden tomar langostinos que estén cocidos.
  • Prefiere las carnes magras y de animales lactantes que son más blancas (por ejemplo el lechazo), evitando que el niño consuma las partes grasas.

Postres:

Como el turrón y otros dulces son protagonistas, dejemos que el niño diabético los disfrute también, siempre y cuando modere su consumo.

  • Manzana asada con canela.
  • Macedonia de frutas con yogur.
  • Batidos de frutas.

Marina Herreros.

Dietista – Nutricionista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: