Ana y Mía en twitter (Parte 1)

No hace falta bucear mucho en el ancho mar de Twitter para encontrarlas. Están muy cerca. Quizás mucho más de lo que uno puede imaginar. Y desde luego, a menos grados de separación de lo que nos gustarían. Ana y Mía han encontrado en los 140 caracteres su espacio.

Cientos de cuentas han encontrado en la Red el espacio perfecto para crear un universo irreal en el que la salud es secundaria con tal de conseguir una belleza cuestionable. Un canon idealizado que se convierte para muchas de estas cuentas en una cuestión de honor si es atacado.

Seguro que muchos de ustedes han oído hablar de Ana y de Mía. No. No son dos chicas. Son dos enfermedades: Anorexia y Bulimia. A su alrededor, y bajo el camuflaje de la @ de Twitter, jóvenes -y no tan jóvenes- anónimas y anónimos de todo el mundo, se han lanzado a una carrera para compartir sus experiencias y sus “progresos”, en una especie de competición siniestra para llegar a una meta inalcanzable.

¿Cómo reconocer a Ana y a Mía en Twitter? En su biografía se autodefinen con su altura, el peso actual y sus metas: el peso que quieren conseguir. Las chicas se denominan a sí mismas “princesas” . Incluso tienen categorías, frente a las denominadas “wannas” (abreviatura de ‘wanna be thin’) . Quienes por supuesto, no están bien vistas por las princesas.

Y es que Ana y Mía son unas princesas en busca de la perfección. Ser perfectas pero sólo a su manera. No vale sólo con intentarlo. Hay que conseguirlo. Sino, como le ocurre a las ‘wannas’ serás despreciada o despreciado. Y para ello han establecido un tejido 2.0 en el que se intercambian consejos para adelgazar, dejar de comer, vomitar, tomar pastillas … y sobre todo, que no lo noten en su entorno.

Las conversaciones entre estas cuentas de princesas en Twitter son bastante habituales. Es fácil encontrarlas en hashtag como #proanaymia o #staystrong. Este último hace referencia a un documental de la actriz Demi Lobato en el que narra su salida de la adicción a las drogas y los problemas alimenticios. Pero ojo, para las ‘princesas’, ser fuerte, permanecer fuerte es todo lo contrario: llegar hasta el final, hasta su propia meta.

Cuentos de princesas en los que también existen enemigos. Aquí son los padres, la familia, los amigos. Ya sea por una atención excesiva o todo lo contrario, las figuras paterna y materna son vistas como el enemigo por Ana y Mía. Su entorno es un problema. Por eso, sólo se sienten seguras hablando entre princesas.

¿Y qué pasa cuando un tuitero les crítica o denuncia la situación? Entonces, esos otros, los que están fuera, los que critican sin saber son “los débiles”. En el mundo de Ana y Mía, todos quieren ser como ellas pero no tienen las suficientes agallas conseguirlo. Todos sueñan con ser como ellas. Y lo demuestran mostrando un odio incondicional a aquellas personas que padecen sobrepeso.

     Buceando por todos estos perfiles, es sorprendente que la peligrosidad de Ana y Mía sólo haya trascendido un par de veces a los medios de comunicación.  Por eso, en Salu-Diet estamos preparando una serie de artículos de denuncia de una situación grave de la que, por desgracia, permanecen al margen gran parte de la sociedad. En la mayoría de las situaciones, las familias de las propietarias de estas cuentas desconoce la realidad. Y las autoridades no saben muy bien cómo responder ante el problema y se muestran inoperantes.

En Salu-Diet queremos alertar de un problema real del universo Twitter. Ana y Mía, disfrazadas de princesas en su cuento de hadas, no deberían pasar desapercibidas y alguien debería plantear seriamente soluciones para algo que, por desgracia, sólo será un problema cuando ocurra lo que, seguramente, todavía podríamos evitar.

Autores:

Juanlu Dorado. Periodista.

Bárbara Sánchez. Dietista-Nutricionista.

Anuncios

4 comentarios

  1. Es cualquiera esto, investiguen un poco más, lean realmente las cuentas de las chicas que padecemos de esta enfermedad y hablen con las verdaderas víctimas de todo esto: quienes son anoréxicas. No hablen desde wikipedia y un par de artículos del 2007 que aparecen en la primer página de google. El mote princesa se uso hace tiempo y ahora las ‘wannas’ las que quieren INICIARSE en la enfermedad, como si fuera un club donde de repente sos parte toman ese nombre para sentirse identificadas. Las cuentas son un lugar para expresarnos porque es una mierda vivir así y encima sin hablarlo con nadie, porque no vamos a andar contándole a todo el mundo que no comemos o vomitamos o tal porque se preocuparían y te obligarían a comer (hola, tengo una voz constante en la cabeza que me pide que no coma), entonces buscamos otro medio para hablar y contar lo que nos pasa, no es para fomentar a nadie a hacer nada. Y lo de los consejos quedó tan en el pasado… no leí ni un sólo twitter donde se den tips y tal. Hablen con alguien que está metido en esto y hagan una nota real.

  2. Sinceramente no tienes ni idea, las wannas son precisamente las que se llaman princesas y ven esto como una diversion un juego y no como la realidad que es, una enfermedad. Por favor antes de escribir un articulo informate e investiga mejor pues hay muchas personas con estos desordenes y las dejas como unas niñas que buscan llamar la atencion.

  3. Caterinamedicea · · Responder

    La mayor parte de estas cuentas viven la realidad de saber que están enfermas, vivir una vida de mierda por ello y a pesar de todo no querer salir (porque en ello radica la enfermedad, entre otras cosas). Creo que parte del “enfrentamiento” con las wannas es que éstas quieren ser anorexicas y las propias anorexicas no se cansan de repetir que no se metan en ello.
    A la vez que reroducen todo su hate speech autodestructivo contra la gordura y que define a través de la apariencia…
    Pero desde luego creo que es un tema que se trivializa, como si pudieran “apagar” la enfermedad con cerrar la cuenta o como si fuese una apología intencionada en la que quisieram que todo el mundo se volviese anorexico. Estas cuentas, a poco que las lees, tienen mas matices. Por cierto, recomiendo una de una chica de barcelona @martambt creo, que se llama Anorexica Infeliz y es la mas directa con esta idea de no querer estar enferma pero que se le haya ido de las manos…

  4. […] mención a esto por otra situación ocurrida esta semana. A raíz de los artículos sobre anorexia en twitter una compañera se puso en contacto conmigo para que le aportara información sobre el tema,  […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: