Trucos para que los niños coman verduras.

Debemos conseguir que los niños coman más verduras, pero ¿Cómo podemos hacerlo? Aquí tenéis algunos trucos para que en tus comidas diarias te sea más fácil obtener dicho objetivo.

Todos los adultos y niños debemos tomar cinco raciones de fruta y verdura al día (2 raciones de hortaliza o de verdura y 3 piezas de fruta).

 

1.     Platos divertidos.

Una buena idea es presentar los platos de forma divertida, por ejemplo haz la cara de un payaso en la que los ojos sean aceitunas, la nariz un champiñón, la boca un pimiento morrón y las orejas rodajas de tomate. Así conseguirás que coman más variado, puedes utilizar los diferentes colores de las verduras o incluso, animar a tus hijos que ellos mismos lo hagan.

 

2.     En platos de huevo, pescado, carne o arroz.

En los platos de carne puedes ponerles: hamburguesas de pollo y calabacín o de pollo y zanahorias. Con los huevos puedes preparar: huevos con queso y tomate; huevos sobre tostadas con espinacas; revueltos con champiñón, judías verdes, patatas, pimientos o espárragos… Algunos platos sencillos de pescado son: filetes de gallo con ensalada de arroz, judías verdes, zanahoria, apio y tomate; pastel de pescado y verduras; pescado relleno o un original flan de espinacas y gambas. Con el arroz y las verduras: paella de verduras, ensaladas de arroz (con maíz, zanahorias, aceitunas, pimiento morrón, champiñón), arroz tres y cinco delicias.

 

3.     La socorrida crema o el tradicional puré.

Este plato puede servirnos para introducirlos en el consumo de verduras. Podemos preparar un caldo o puré con verduras variadas y añadirles fideos, estrellitas, letras o lo que ellos quieran.

 

4.     Con la pasta.

Suele ser el plato favorito de los niños, además de ser uno de los mejores alimentos para incluirles verduras. Con ellos es posible elaborar infinidad de platos: canelones de acelgas, lazos de pasta con salchichas y espinacas, lasaña con calabacín, berenjena y carne, son algunos ejemplos.

5.     En las legumbres.

Añade distintos tipos de verdura en los potajes, en las judías, en las lentejas, etc. Harás que estos platos sean aún más completos. Si les gustan las legumbres pero no la verdura, un buen truco es separarlas, batirlas, juntar todo de nuevo y ponerlo a cocer unos minutos.

 

6.     En sitios insospechados.

Las podemos incluir en croquetas, empanadillas, sándwiches o emparedados, pizzas caseras, quiches, quesadillas o postres (tarta de calabaza o zanahoria).

 

7.     Otras formas de cocinarlas.

Con objeto de que no se aburran puedes hacerlas a la parrilla y así dotaremos de un sabor especial o también podemos recurrir a la tempura o fritura, aunque sin abusar y retirando bien el aceite sobrante.

Autora: Marina Herreros. Dietista – Nutricionista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: