TRAMPAS QUE PUEDEN ARRUINAR TU DIETA.

El afán por perder peso y lucir una figura estilizada hace que el recurrente tema de las dietas esté en boca de todos. De hecho, según el “Estudio sobre creencias y actitudes frente al exceso de peso en España”, realizado por la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y la Sociedad para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), uno de cada dos españoles ha intentado perder peso con “dietas milagro” muy poco equilibradas.

Y es que, en un tema que despierta tanto interés, es normal que circulen afirmaciones categóricas que la mayoría toman por verdaderas y que distan de ser ciertas.

–       No mezclar alimentos: Hay algunos productos que no se pueden combinar en una misma comida:

FALSO. Mezclar los alimentos es correcto, conveniente para la salud y una norma casi imprescindible para asegurar una dieta completamente equilibrada. Es más, las buenas combinaciones nutritivas (que no calóricas), resultan de la mezcla de diferentes tipos de alimentos: entre ellos se completan y se aprovechan mejor las proteínas, o se potencia la asimilación de determinados nutrientes. Además, el aparato digestivo es capaz de digerir sin ningún problema las distintas sustancias que se mezclan en una misma comida. El secreto está en combinar los que sean más calóricos con otros que no lo sean tanto para lograr un correcto equilibrio nutricional.

 

–       Desterrar las grasas: Las grasas son una amenaza para la salud y para mantener el peso correcto:

NO ES CIERTO. Las grasas son fundamentales porque aportan energía. Lo recomendable es evitar las saturadas (embutidos, bollería industrial…) y escoger las de origen vegetal como el aceite de oliva (no el de palma o el de coco, cuya grasa es saturada). Hay ácidos grasos que resultan esenciales para el organismo, ya que no los puede sintetizar y deben ser aportados por una fuente externa. Un 30% de tu dieta debe estar formada por grasas (siendo las saturadas inferiores al 10%), si no puede haber estreñimiento y sequedad generalizada.

 

–       No comer nada de carne: Una opción infalible para adelgazar es prescindir de los alimentos de origen animal:

INFALIBLE NO ES. Puedes no comer productos de origen animal, pero si te atiborras de pasta, pan y arroz seguro que los kilos se disparan aunque no ingieras ni un gramo de carne. Tampoco es una opción porque si la eliminas sin sustituirla convenientemente podrías sufrir una carencia de vitamina B12, imprescindible para la formación de glóbulos rojos. Se pueden hacer dietas con muy pocos alimentos de origen animal, pero por lo menos deberían consumirse ciertas cantidades de productos lácteos (quesos, yogures) o huevos, como se hace en algunas culturas vegetarianas, para no provocar esa carencia o bien tomar suplementos de esta vitamina.

 

–       Sí es bajo en calorías no engorda: Comer gran cantidad de alimentos poco calóricos no engorda y además te sacia:

MENTIRA. Existen alimentos muy calóricos, otros que no lo son tanto y algunos que aportan muy pocas calorías, como las verduras; pero todos engordan. Lo único que no altera el peso por más que tomes es el agua. Los alimentos contienen proteínas, hidratos de carbono y grasas que a través de complejas reacciones del metabolismo se utilizan o transforman en grasas de reserva. Que un alimento no contenga grasa no quiere decir que no engorde (la mayoría de las frutas apenas llevan pero son ricas en azúcar que el organismo puede convertir en grasa). Además, cualquier abuso o exceso no suele resultar beneficioso. Cuando una persona engorda es importante estudiar cuáles son sus hábitos alimentarios y descubrir de qué tipo de productos está abusando, porque cualquier alimento, consumido en grandes cantidades, puede ser la causa del aumento de peso.

 

–       Cuantos menos hidratos de carbono, mejor: Las mejores dietas son las que prácticamente prohíben el consumo de hidratos de carbono:

ES UN ERROR. No debes eliminar (ni tampoco reducir drásticamente) los hidratos de carbono de la dieta porque son la fuente de energía más sana que el organismo es capaz de asimilar. A diferencia de lípidos o proteínas,  se metabolizan de forma completa, sin dejar residuos en el organismo, y sólo liberando energía. Por tanto no se han de excluir si se quiere adelgazar de manera saludable, pero hay que elegir los adecuados y hacerlo en cantidades moderadas. Es mejor evitar los de absorción rápida(chocolate, azúcar refinado, bollería industrial…) y optar por los de absorción media o lenta, que no provocan aumento rápido de la glucosa sino que la mantienen estable durante un tiempo más o menos largo sin que aparezca la irrefrenable necesidad de volver

a comer ( por eso se aconseja 5 ingestas al día). Tomando raciones moderadas y evitando un estilo de vida sedentario, estos hidratos de carbono serán quemados en su totalidad produciendo sólo energía y no se transformarán en grasas.

–       Comer sólo fruta en la cena: Para adelgazar, nada mejor que cenar solo a base de fruta.

ES INSUFICIENTE. Incluso al día siguiente puedes sentirte mucho más débil o con más apetito, al tener los niveles de azúcar en sangre más bajos, y entonces acabes devorando cualquier cosa demasiado calórica y poco sana. Es más recomendable añadir un lácteo para hacer el menú más equilibrado, ya que así aportarás también proteínas. Además, la fruta contiene mucho azúcar susceptible de que el organismo lo transforme en grasa si se come en grandes cantidades. Si intentas detener un ataque de esta forma podrías llegar fácilmente a consumir hasta seis piezas, que son demasiadas calorías aunque provengan de este alimento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: